Canarias, el lugar dónde si no te dedicas al turismo puedes quedarte sin trabajo mañana mismo

Comparte nuestro contenido

Conforme ha pasado el tiempo, en Canarias hemos visto cómo se han ido cerrando caminos profesionales para infinidad de jóvenes que acaban de terminar sus estudios, y que no ven un futuro claro

Seguramente sea yo que tengo una visión alarmista y poco positiva del asunto, pero me da la impresión de que nuestra queridísima tierra se ha anquilosado en un pasado dónde quién no trabajaba es porque no quería, sin darnos cuenta que la situación es bien distinta.

Actualmente no hay salidas profesionales que vayan más allá de auto empleo, y en muchas ocasiones, ni siquiera esta opción te garantiza el poder subsistir. Evidentemente, cuando hablamos de auto empleo hablamos de no contar con un salario «fijo» y tener que luchar día a día, primero para pagar impuestos, y luego para llenar la nevera. Visto así, poco ilusiona el asunto, pero hay mucho aguerrido y aguerrida que continúa haciendolo. ¡Ole por ellos!

Una de las carreras universitarias con más auge en Canarias es el periodismo. No seré yo quién diga que no está bien estudiar periodismo, por supuesto que lo apoyo como lo he apoyado siempre, pero seamos sensatos, si esas personas no quieren salir fuera a «buscarse sus garbanzos», ¿dónde van a trabajar aquí? Son muy pocos los medios de comunicación que cuenten con personal en plantilla, con contrato, y aquellos que los tienen, por regla general llevan tiempo con ellos y en el caso de alguno de los habituales se llegara a ir, difícilmente contratarían a alguien para sustituirle. Es más, ciñéndonos a lo que argumenta la ULL en su web para convencer a aquellos estudiantes que quieran ejercer la profesión, a que finalmente se conviertan en periodistas el día de mañana, difícilmente habrá cama para tanta gente… o para ninguno.

Otra de las profesiones más demandadas en Canarias es lo concerniente a la rama médica. En Canarias tenemos grandes profesionales, en ocasiones, valorados tremendamente a nivel nacional incluso. Hablamos de médicos, enfermeras, especialistas de cualquier tipo (anestesistas, rayos, etc.), pero desgraciadamente no contamos con lugares para que ellos puedan desarrollar su actividad. Por tanto, ¿qué les queda? Irse fuera. Si además, quedándose aquí, aún con la suerte de encontrar trabajo en su tierra, su salario no le permite llegar a fin de mes, pues poco podemos hacer.

¿Qué le queda a nuestra gente? Estudiar turismo. Y es que todo depende del turismo en Canarias, por supuesto que es así, y el que no lo vea está ciego, pero con lo que no contábamos es que será nuestra única salida profesional de aquí a unos años. Sólo los que dirijan sus estudios a esa rama, y que además dediquen tiempo a formarse y especializarse, tendrán un futuro prometedor por estos lares… De resto, divagarán por los distintos complejos hasta que, finalmente, decidan buscar un camino fuera para, al menos, llenar la nevera. Tan triste, como cierto.

Por tanto, o hacemos algo pronto para que nuestros jóvenes puedan trabajar de aquello que estudiaron, sea lo que sea que quieran estudiar, o seguiremos viendo como grandes profesionales se marchan para poder trabajar de aquello a lo que dedicaron gran parte de sus esfuerzos – y dinero.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Darque Car "